de la fábricas de Manchester a la micropulverización emprendedora

La evolución del capitalismo cuenta con grandes hitos que han marcado y consolidado su voluntad depredadora. La trampa del consumo como algo irrefrenable es como aquella cinta que atraía a las moscas y las dejaba adheridas sin remedio ni esperanza. No puedo dejar de pensar que la hiperindividualización ha sido una de las mayores obsesiones de los poderes capitalistas y que han luchado a fondo para conseguirlo. Hoy se plasma en su cara más extrema, hoy casi se ha alcanzado el paraíso fragmentado. Se acabó lo colectivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s